La Navidad en Japón no es Navidad sin KFC

publicado 23/12/14

Seguramente si pasas la Navidad en Japón te extrañará ver las largas filas a las puertas de los KFC, si, así es, la conocida cadena Kentucky Fried Chicken, debido a la costumbre nipona de celebrar la Navidad comiendo pollo frito.  Para sorpresas de muchos en el país del sol naciente no existe la cría de pavos, tampoco se consiguen fácilmente, su sabor no es lo suficientemente popular para justificar la importación a gran escala y tampoco se suelen tener grandes hornos en casa.


El sintoísmo y budismo son las religiones predominantes en el archipiélago nipón, prácticamente el cristianismo no existe, por tanto, no se celebraba la Navidad como en occidente, y aunque se respeta la tradición, sigue sin ser considerada un festivo oficial. Una fecha que era más bien un San Valentín, un día para pasar con la familia e intercambiar regalos. Hasta que un día en los 70, un extranjero que pasaba éstas fechas en Japón quería celebrarlo junto a unos amigos como lo hacían en su tierra y lo más parecido que encontró después de mucho recorrer y buscar, fue un menú de KFC,  es decir, en lugar de pavo, encontró pollo frito.


El gerente de la tienda quedó tan sorprendido por la anécdota, que en 1974 KFC lanzó la  primera campaña enfocada a la Navidad, decía algo como "comamos pollo en Navidad" desde entonces se a popularizado a tal nivel que la gente llega a pasar más de dos horas en filas para obtener incluso pedidos que han realizado con anticipación para celebrar esta fiesta. El 23, 24 y 25 de diciembre las ventas de pollo frito se multiplican, por esa misma razón ofrecen menús de 60 piezas e incluso hasta el Coronel Sanders lo visten de Santa.


En definitiva podemos decir que KFC se adueñó de la Navidad japonesa...


Foto via: GaijinJapan

Opiniones de Facebook