Big Hero 6 transmite más de Japón que Memorias de una Geisha

publicado 18/12/14

"Big Hero 6" de Disney (lanzado en Japón como "Baymax"), es un espectáculo de animación de Navidad que eleva el friki japonés al nivel de superhéroe, a su vez lindo y simpático.

Este es el primer largometraje de animación de Disney en el que las estrellas tienen nombres japoneses: el genio de 14 años de edad, Hiro Hamada (voz de Ryan Potter) y su hermano mayor Tadashi (Daniel Henney). Los padres de los chicos murieron y están siendo criados por su exuberante tía Cass (Maya Rudolph). Curiosamente, Hiro sale como una mezcla entre un chūbō típico de Tokio (un término del argot para chicos de escuela secundaria) y un joven Lionel Messi, mientras Tadashi se ajusta a la apariencia normal de Hollywood de un varón joven japonés educado. A pesar de sus nombres, los hermanos sólo hablan Inglés y no hay nada en su entorno para sugerir una inclinación por samurai o ídolos, sin embargo, están obsesionados con los robots. Tía Cass, que dirige una cafetería y parece tener por lo menos tres nacionalidades diferentes corriendo por sus venas, nunca sirve comida japonesa a sus sobrinos,  sólo costillas. 

Big Hero 6 transmite mucho más de Japón que, por ejemplo, "Memorias de una Geisha". Quizá por primera vez en la historia de Hollywood, los japoneses representados aquí no lleva gafas, no son de cortas extremidades y no tienen un acento. La historia, después de todo, no se trata de Japón sino de cómo la humanidad puede tomarse a sí misma y a un siguiente nivel,  más allá a través de la tecnología robótica. Tadashi inventa y programa "Baymax" un robot de la salud cuya única función es la de ayudar y curar a los seres humanos. En la vida real, Japón es uno de los precursores de la robótica y la tecnología de las prótesis, en su mayoría desplegados en la medicina y la enfermería. En la película, Baymax es sereno, habla suave y es educado, un inflable, XXL blandengue que se parece a un luchador de sumo y es un excelente cuidador.

Roy Conli, productor de "Big Hero 6" comenta a The Japan Times "Toda la película no es sólo un homenaje a Japón, pero una carta de amor a la Cuenca del Pacífico,"  La película está ambientada en una ciudad ficticia llamada "San Fransokyo" una amalgama de sol brillante de Tokio y San Francisco. Equipo de producción de Disney mantuvo muchos de los puntos de referencia familiares de San Francisco (como el Embarcadero y Coit Tower), pero los primeros planos de las calles recuerdan Shimbashi, Kanda y Ueno distritos de Tokio. Los personajes son multicultural y multinacional, unido por un amor común por la robótica, la tecnología y la aventura.


"Las obras de Hayao Miyazaki, inspiraron la decoración no oficial para esto", dice Conli. "La animación que se ve aquí es distintivamente Disney pero hay un sutil espíritu muy japonés y muy Miyazaki. Baymax podría recordarno a "Totoro", o a uno de los dioses en "El viaje de Chihiro" podría ser un luchador de sumo, me impresiona por cómo su dulzura y sutileza prevalece, incluso durante los combates".

Agrega Conli ha oído las criticas de la gente sobre Disney para "tomar una cultura y torcerla para adaptarse a los requisitos de la película." Él reconoce que hay "algo de verdad en eso."

"Nosotros no estábamos buscando el efecto japonés, per se. Simplemente tomamos la esencia de lo que Japón significa para el resto del mundo, conceptos como la paz, el Zen y la tecnología, todas esas cosas se combinan en la historia. También queríamos hacer una historia de superhéroes que no se tratara de violencia o armas. La mayor superpotencia es su inteligencia, y creo que eso es un mensaje viable en una película familiar ".

Para todos la estética familiar de la película, "Big Hero 6" se basa realmente en un cómic de Marvel, lo que significa que hay mucho potencial para la materia oscura. Eso probablemente explica algunos momentos para adultos y de miedo atípicos que alteran el equilibrio de la historia, tal como la secuencia de apertura en la que Hiro se muestra a sí mismo como un  adicto al juego ya que participa en diversas peleas clandestinas de "robot" en callejones, con sus bolsillos llenos de ganancias. O la figura del villano enmascarado al mando que reúne a cientos para crear al monstruo que causa estragos en San Fransokyo.

"En general, sin embargo, la película tiene un tono muy diferente al del cómic", dice Conli. "En Japón, se estrena durante la temporada de Navidad, y lo tuvimos en cuenta durante la producción."

El equipo de Disney que trabajó en "Big Hero 6" es el mismo que creó "Frozen", que fue un mega éxito en todo el mundo. En Japón, a pesar de su visibilidad, Anna y Elsa aún no han hecho sus salidas en eventos, ni en los medios, puede que sean los personajes de este año de Navidad en lugar de Baymax.



Conli comenta. "Creo que este año, los niños podrán tener en sus propios modelos de conducta a seguir y su propia historia de la amistad y el empoderamiento."

"En las culturas occidentales, los robots son considerados como malos, figuras apocalípticas", dice Conli. "El cine occidental ha apostado por el miedo de los robots que toman el mundo. Pero en las culturas orientales, los robots son ayudantes y de Hiro, Baymax es una figura paterna sustituta y mejor amigo. Hemos hecho algo nuevo aquí! "

Opiniones de Facebook